INICIO    MÚSICA    DANZA    TEATRO    OKINAWA    AINU    PATRIMONIO    PERSONALIDADES    

Derechos Reservados
© Mauricio Martinez R..
PROYECTO GAGAKU
Universidad de Stanford

Personalidades


ZEAMI (1363-1443)



Sobre el Arte del Teatro Noh - Los Principales Tratados de Zeami

de la versión en inglés de J. Thomas Rimer y Yamazaki Masakazu


Kakyō花鏡
Un Espejo Sostenido ante la Flor


1. Tono, respiración, producción de voz


Primera enseñanza relativa a la música.


La afinación correcta se basa en mantener la respiración adecuada. Mientras escucha atentamente el tono de los instrumentos de acompañamiento [flauta, etc.] que le preceden, el actor debe alinear la intensidad creciente de la presión del aire en su pecho con este tono, cerrar los ojos e inspirar, de modo que, cuando proyecte su voz, sus primeros sonidos se produzcan automáticamente en el tono adecuado. Si se limita a escuchar el tono pero no se alinea con él [preparando la cantidad adecuada de aire en el pecho], cuando produzca sus primeros sonidos no le resultará en absoluto sencillo entrar en el nivel de tono adecuado. Dado que el tono adecuado está regulado por la intensidad de la presión de aire utilizada para producir la voz, puede decirse que el orden adecuado implica, primero, determinar el tono, segundo, preparar la respiración, y tercero, producir la voz.


Otro punto. Como el tono depende de la respiración que el intérprete mantiene, debe tener cuidado de mover los labios de tal manera que produzca claramente los sonidos adecuados, sílaba por sílaba. En un pasaje tan sutil que la notación musical no puede ser lo suficientemente precisa, el problema del matiz vocal puede sin duda tratarse adecuadamente mediante movimientos faciales. El actor debe intentar, en la medida de lo posible, captar estos conceptos e incorporarlos a su técnica.


Existe una relación fija de superior e inferior entre tonos como kyū y shō. Cuando el sonido alcanza un patrón ordenado, puede llamarse tono. Kyū representa el principio yin, al igual que la Tierra, los tonos ryo y la inhalación del aliento. Shō representa el principio yang, al igual que el Cielo, los tonos ritsu y la exhalación de la respiración.


Los tonos ryo y ritsu también se combinan en el sonido con una relación fija superior e inferior. Por lo tanto, se puede concluir que el sonido que logra un patrón se divide en una serie de cinco tonos y establece también una gama de doce tonos, seis de los cuales son ryo, seis de los cuales son ritsu.


Personalidades